En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                       07/10/2015

SEPTIEMBRE 2015

Legislación

MAÑANA TE NECESITO EN OTRO CENTRO

 

Su empresa cuenta con varios centros de trabajo. Si debido a las necesidades de cada momento necesita desplazar a sus trabajadores de unos centros a otros, ¿podrá hacerlo? ¿Qué limites deberá respetar?

 

Varios establecimientos. Usted es el titular de un negocio con varios establecimientos abiertos al público. Si en ocasiones necesita desplazar a trabajadores de unos centros a otros (or ejemplo, para cubrir una IT), ¿puede hacerlo sin más?

 

Movilidad temporal

¿Debe justificarse? Si su empresa necesita mover a sus empleados a otro centro de trabajo de forma temporal, tenga en cuenta:

 

  • Si dicho centro está cercano al actual, podrá implantar la medida de forma unilateral. Este cambio entra dentro de sus facultades de dirección, y deberá satisfacer dietas y gastos de desplazamiento si su convenio así lo prevé.

 

  • Si el nuevo centro está alejado, deberá acreditar causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que justifiquen la medida, además de satisfacer los gastos de desplazamiento y dietas (en este caso es la propia ley la que le obliga a hacerlo). Apunte. Si existen esas causas, el trabajador no podrá negarse al desplazamiento. Asimismo, al ser una medida temporal, tampoco podrá rescindir el contrato con derecho a indemnización.

 

¿Está cerca o lejos? A efectos de determinar la cercanía o lejanía del nuevo centro, los tribunales consideran que hay movilidad leve (y es suficiente con su decisión unilateral) si se produce en una distancia de unos 30 kilómetros y existe un servicio de autobús o de tren para poder desplazarse. ¡Atención! En cambio, si los trabajadores invierten más de un 25% del tiempo de su jornada en el desplazamiento (sumando ida y vuelta; más de dos horas si su jornada es de ocho), para implantar la medida será necesario acreditar sus causas.

 

Movilidad definitiva

¿Cuándo es definitiva? Si el desplazamiento tiene una duración superior a 12 meses dentro de un periodo de tres años, se considera que es un traslado definitivo. En este caso:

 

  • Si se tratara de un traslado a un centro de trabajo cercano (en los términos indicados más arriba), usted puede decidirlo unilateralmente, en ejercicio de su poder de dirección.

 

  • Si es un traslado a un centro de trabajo más alejado, deberá justificarlo por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas. ¡Atención! Y aunque existan estas causas, el trabajador tendrá derecho a cesar en la relación laboral percibiendo 20 días de trabajo por año de servicio, con un tope de 12 mensualidades.

 

Cautelas y recomendaciones

No más cambios. Aunque pueda desplazar a sus trabajadores con total libertad cuando la movilidad sea “leve”, tenga en cuenta:

 

  • No podrá modificar otras condiciones. Si un empleado trabaja de 8 a 16 horas y lo traslada a un centro que abre todo el día, no podrá cambiarle el horario (por ejemplo de 11 a 19 horas). Para hacerlo debería seguir el procedimiento de modificación sustancial de condiciones.

 

  • Aunque su poder de dirección le permita el cambio, evite problemas e incluya en los contratos una cláusula que le permita efectuarlo. Asimismo, aunque la ley no le exija un preaviso, pacte que notificará los desplazamientos con una antelación de entre 48 y 72 horas.

 

Es válido que mueva a sus empleados de centro de trabajo si el nuevo centro está cercano al anterior. No obstante, es recomendable que incluya dicha posibilidad en los contratos de trabajo..

 

 

 

 

IMPAGADOS ¿RECLAMAR LA DEUDA EN EL NOTARIO?

 

Una nueva ley permite reclamar una factura impagada en el notario, sin tener que acudir a los tribunales. Vea en que consiste esa posibilidad…

 

Impagado. Recuerde que usted mismo (sin abogado ni procurador) puede reclamar una factura impagada ante los tribunales, a través de un procedimiento monitorio. Apunte. Pues bien, sepa que ahora una nueva ley (Ley 15/2015) le permite hacer esa reclamación ante un notario, sin necesidad de acudir a los tribunales:

 

  • Puede reclamar por esta vía facturas de cualquier importe (siempre que el deudor no sea un consumidor).

 

  • El requerimiento de pago debe hacerlo un notario del domicilio del deudor, al que hay que aportar la documentación que acredita la deuda (por ejemplo, factura, pedido y albarán firmado por el cliente).

 

Funcionamiento. Una vez aporte esos documentos, el notario actuará de forma similar a como lo hace un juez en un procedimiento monitorio, y requerirá a su deudor para que pague en 20 días hábiles. Apunte. A partir de ahí su deudor tendrá tres opciones:

 

  • Pagar íntegramente la deuda pendiente. Apunte. El deudor puede realizar el pago a usted directamente o al notario, en cuyo caso éste le entregará la cantidad abonada.

 

  • Oponerse, indicando los motivos. En este caso usted podrá seguir reclamando en los tribunales (y podrá reclamar también los gastos de notario como “costes de cobro”).

 

  • Si su deudor no paga ni se opone, el notario cerrará el acta, y con ella usted podrá solicitar al juez que embargue los bienes.

 

Conclusión. Esta reclamación será rápida (el deudor recibirá el requerimiento en pocos días), y cabe entender que sus costes serán similares a las tasas aplicables a los procedimientos monitorios (aunque todavía no se ha aprobado el arancel notarial que será de aplicación), por lo que será interesante para deudores localizados y solventes pero que se hacen el “remolón” (la notificación notarial aparecerá como menos agresiva que una reclamación judicial). ¡Atención! No obstante, si sabe que su deudor se va a oponer (por ejemplo alegando defectos en las mercancías), acuda directamente a los tribunales.

 

Tras acreditar la existencia de su deuda, el notario requerirá al deudor para que pague en 20 días. Si éste no hace nada, usted ya podrá solicitar el embargo de sus bienes.

 

 

 

 

¿LA REVISIÓN MÉDICA ES OBLIGATORIA?

 

Uno de sus trabajadores quiere hacerse una revisión médica. ¿Está su empresa obligada a ofrecer dicho reconocimiento médico a su plantilla? Si algún empleado no quiere hacerse la revisión, ¿cómo debe actuar?

 

Obligatorio para su empresa…

Vigilancia. Su empresa está obligada a vigilar el estado de salud de sus trabajadores, por lo que debe ofrecerles la posibilidad de hacerse una revisión médica. Para ello:

 

  • Ofrezca la revisión cuando contrate a sus trabajadores, cuando les cambie de funciones – si éstas implican nuevos riesgos - , y cuando se reincorporen tras una IT de larga duración (por ejemplo, de más de tres meses).

 

  • Asimismo, la ley le obliga a ofrecer la revisión de forma periódica (aunque no concreta cada cuánto tiempo). Apunte. Es razonable hacerlo una vez al año.

 

  • Debe hacerse cargo de todos los costes que se generen. Para ello, contrate a un servicio de prevención para que se encargue de las revisiones, y no haga recuperar a sus trabajadores las horas perdidas.

 

Excepción: previa. Además, si en su actividad existe el riesgo de contraer una enfermedad profesional, es obligatorio que la revisión se practique antes de contratar a sus empleados.

 

...y voluntario para sus empleados

En general. Ahora bien, una vez su empresa cumpla con su obligación de ofrecer la revisión médica, en general sus trabajadores podrán si se la hacen o no. Apunte. Es decir, éstos tienen derecho a negarse. Por tanto, acredite que usted ha cumplido con su obligación de ofrecimiento y, si algún empleado se niega, hágale firmar un documento de renuncia.

 

Obligatorio. Eso sí: la ley prevé algunos casos en los que sí que podrá obligar a sus trabajadores a hacerse la revisión. En concreto, esto ocurrirá en las siguientes situaciones.

 

  • Cuando dicha revisión sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de sus empleados. Sería el caso de un empleado que trabaja en una fábrica cuyo nivel de ruido es elevado.

 

  • Cuando sea preciso verificar si el estado de salud del trabajador puede ser un peligro para él o para otros trabajadores o personas relacionadas con la empresa. ¡Atención! Así, si un empleado debe manejar una máquina peligrosa, determinar su correcto estado de salud minimiza los riesgos para él y para sus compañeros.

 

  • Si así lo prevé una disposición legal sobre alguna actividad de especial peligrosidad (contacto con amianto, radiaciones ionizantes…).

 

Convenio. Si no se dan estas condiciones, no podrá obligar a sus trabajadores a pasar las revisiones médicas (incluso aunque el convenio diga que son obligatorias). Apunte. Piense que los convenios no pueden fijar otros supuestos de obligatoriedad distintos a los previstos en la ley.

 

¿Y si se niegan?

Poder disciplinario. Si la revisión médica es obligatoria para sus trabajadores y alguno se niega a hacérsela, sanciónele. Acuda a su convenio y verifique qué tipo de sanción se prevé en estos casos. Apunte. Si la negativa de su empleado persiste tras haberle sancionado, compruebe si puede despedirlo por causas disciplinarias debido a su reincidencia.

 

Su empresa está obligada a ofrecer una revisión médica a sus trabajadores. Ahora bien, salvo que ésta sea obligatoria en los casos previstos en la ley, sus empleados podrán negarse a someterse a ella.

 

 

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía