En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                         16/12/2020

NOVIEMBRE 2020

Legislación

 

CÓMO SOLICITAR EL INCREMENTO DE UNA IPT COMPLEMENTADA A MÍNIMOS

 

Resolvemos una duda que a aquellas personas que son pensionistas por una Incapacidad Permanente Total les puede afectar, puesto que, si su pensión está complementada y van a solicitar la IPT cualificada, pueden no saber cómo se efectúa el cálculo de ésta.

 

Daremos una respuesta a la cuestión de qué es el complemento a mínimos de la IPT y sobre si afecta o no para el cálculo de la IPT cualificada.

 

¿Qué es el complemento a mínimos?

Es el incremento que se concede cuando una pensión contributiva, entre ellas la pensión por Incapacidad Permanente Total, no llega al mínimo establecido por ley.

 

Este complemento se regula en el artículo 59 de la Ley General de la Seguridad Social que dice lo siguiente:

“Los beneficiarios de pensiones contributivas del sistema de la Seguridad Social, que no perciban rendimientos del trabajo, del capital o de actividades económicas y ganancias patrimoniales, de acuerdo con el concepto establecido para dichas rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, o que, percibiéndolos, no excedan de la cuantía que anualmente establezca la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado, tendrán derecho a percibir los complementos necesarios para alcanzar la cuantía mínima de las pensiones, siempre que residan en territorio español, en los términos que legal o reglamentariamente se determinen.”

 

Tiene carácter no consolidable, es decir, no es vitalicio y podrá ser absorbido por cualquier incremento que puedan experimentar las percepciones del pensionista, ya sea por revalorización o por reconocimiento de nuevas prestaciones.

 

Requisitos para solicitar el complemento a mínimos de la pensión por Incapacidad Permanente

Para poder solicitar el complemento a mínimos, además de que la pensión no alcance el mínimo establecido por ley para el año en curso, se deben cumplir los siguientes requisitos:

• No percibir rendimientos del trabajo, del capital o de actividades económicas y ganancias patrimoniales, de acuerdo con el concepto establecido para dichas rentas en el IRPF y computados conforme a lo establecido en el artículo 59 de la Ley General de la Seguridad Social.

• Acreditar residencia en territorio español. Se entenderá que se es residente en España siempre que la duración de cualquier estancia en el extranjero sea igual o inferior a los 90 días a lo largo de cada año o estén motivadas por enfermedad (para lo cual han de estar debidamente justificadas mediante certificación médica).

 

Solicitud

Se podrá solicitar el complemento a mínimos, si se cumple los requisitos mencionados, desde el momento en que se reconozca la Incapacidad Permanente Total y la correspondiente pensión.

 

Si se solicita más adelante, los efectos económicos del complemento a mínimos podrán tener un carácter retroactivo con un máximo de 3 meses.

 

¿Qué es la IPT Cualificada?

Para toda aquella persona beneficiaria de una prestación por IPT del 55% de la Base Reguladora, al cumplir los 55 años y debido que a partir de esa edad es más complicado encontrar trabajo, el porcentaje puede incrementarse un 20% si el pensionista no está desarrollando ninguna actividad laboral para compensar la carencia de empleo.

 

La prestación pasaría a ser del 75% de la base reguladora, lo que se denomina incapacidad permanente total cualificada.

 

La pensión de incapacidad permanente total cualificada, no es compatible con un empleo. Si el pensionista vuelve a compatibilizar su pensión con un sueldo antes de jubilarse, pasará a recibir de nuevo el 55% de su base reguladora. Retirándose el incremento del 20%, ya que así es la incapacidad permanente total cualificada y su regulación.

 

Requisitos de la Incapacidad Permanente Total Cualificada

• Haber cumplido 55 años de edad.

• No estar ejerciendo un trabajo.

• No existen más, aparte de los relativos a las limitaciones físicas o psíquicas propios de la total.

 

Conclusión

A la pregunta sobre si el cálculo se hará sobre la Base reguladora complementada a mínimos, la respuesta es no, se hará sobre la Base Reguladora inicial y se aplicarán las revalorizaciones correspondientes.

 

¿En qué podría afectar?

Pues si al realizar el nuevo cálculo e incremento, ya se llegase a la cuantía mínima fijada para la pensión por Incapacidad Permanente Total, se perdería el complemento a mínimos por el carácter no consolidable, que tiene el complemento.

 

Podría ser absorbido por el incremento que experimentarán las percepciones.

 

 

 

 

La Reserva de Cuota del 2% de trabajadores con discapacidad en plantilla

 

La obligación de que las plantillas de las empresas de más de 50 trabajadores estén compuestas por un mínimo de un 2% de personas con discapacidad lleva en vigor en España desde el lejano año 1982, cuando se publicó la Ley de Integración Social de los Minusválidos, más conocida por sus siglas LISMI.

 

Mucho ha llovido desde entonces e incluso la LISMI ha pasado a mejor vida, añadiéndose y adaptándose en 2013 en la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su inclusión social, pero el objetivo mencionado del 2% sigue lejos de cumplirse.

 

Sobre todo las pequeñas empresas, siguen desconociendo esa obligación, y siguen pensando que una persona con discapacidad es alguien incapaz de hacer el mismo trabajo que el resto.

Muchas otras saben de la existencia de la Ley, pero la incumplen descaradamente. Incluso las propias Administraciones Públicas tampoco la cumplen en algunos casos.

 

Si las Administraciones no cumplen la Ley, ¿cómo lo van a hacer las empresas?. Las actividades de inspección y de sanción a las empresas  tampoco es que sean muy numerosas ni las sanciones muy graves.

 

Una búsqueda en internet sobre las sanciones lleva, casi todas las veces, a páginas web de Centros Especiales de Empleo (CEE’s) que aprovechan las “amenazas” de sanciones como oportunidad para ser contratados por aquellas empresas que no quieran o puedan contar a personas con discapacidad en sus plantillas, y que suplen esa obligación con la realización de contratos de servicios con esos CEE’s a través de las llamadas medidas alternativas.

 

Además, el proceso para lograr que esas medidas alternativas sean aceptadas por la Administración es bastante tedioso y burocrático para aquellos que no están acostumbrados a hacerlo.

 

Por si fuera poco, esa solicitud de medidas alternativas se hace en muchos casos solo cuando la empresa ha tenido alguna inspección y se ha visto obligada a ello, perdonándosele o rebajándole en muchos casos la sanción si se ponen rápidamente al día.

 

Según datos de UGT para Cataluña, si se cumpliera con el 2% marcado por la Ley, casi 30.000 personas más con discapacidad tendrían trabajo, solo en esta Comunidad Autónoma. Si extrapolamos los datos a nivel nacional podemos hacernos una idea del número de personas con discapacidad que se podrían beneficiar y del número de empresas que están incumpliendo su obligación que, repito, data de hace nada menos que 38 años.

 

En definitiva, poco cumplimiento y responsabilidad empresarial, y poco seguimiento y sanciones por parte de quienes deberían de asegurarse de que se cumple, simplemente, lo que dicen las leyes.

 

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía (Fuente Palvarez).

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía