En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                       05/06/2015

MAYO 2015

Legislación

DEVENGO DE LAS PAGAS EXTRAS

 

Si usted cuenta con empleados que llevan menos de un año en su empresa, ¿cuál es la forma correcta de calcular sus pagas extras?

 

En proporción. Los trabajadores tienen derecho a cobrar las pagas extras en proporción al tiempo que lleven trabajando en la empresa en el momento en que dichas pagas se devengan. Por ello, cuando llevan más de un año trabajando no hay ningún problema y cobran el 100% de la extra. ¡Atención! Ahora bien, ¿cómo calcular el importe que les corresponde si llevan menos tempo en la empresa?

 

  • Anual. Si su convenio señala que el devengo de las extras es anual (o no dice nada al respecto), divida la cuantía de la paga entre 365 y multiplique dicho importe por los días de lata en la empresa.
  • Semestral. Si su convenio establece que el devengo de las extras es semestral, la paga extra de verano se devenga de enero a junio y la de Navidad de julio a diciembre. Apunte. Por tanto, divida la cuantía entre los días naturales del semestre y multiplique dicho importe por los días en alta.

 

Ejemplo. Su empleado empezó a trabajar el 11 de mayo. Si la cuantía de sus pagas extras es de 1.750 euros cada una, vea las diferencias en el cálculo en función de si el devengo es semestral o anual.

  1. Desde la fecha de incorporación a la empresa hasta el 30 de junio han pasado 51 días de alta.
  2. En el caso de devengo semestral la paga se ha devengado completamente.

 

Cuantía. Si su convenio no prevé el importe exacto de la extra y sólo establece que equivale a una mensualidad, incluya los conceptos fijos y excluya los variables y los extrasalariales.

 

Los empleados que no hayan trabajado todo el año sólo tienen derecho a cobrar la parte proporcional de paga extra que hayan devengado.

 

 

 

 

ESA INDEMNIZACIÓN TRIBUTA

 

Su empresa va a despedir a un empleado y le pagará la indemnización por despido improcedente. ¿Sabe que aunque dicha indemnización se ajuste a los límites legales una parte podría quedar sometida a retención?

 

Exentas. Usted tiene entendido que la indemnización por despido no tributan siempre que no superen los límites previstos por la normativa laboral para los despidos improcedentes (45 días de salario por año de servicio por el tiempo trabajado hasta el 11 de febrero de 2012 y 33 días a partir de dicha fecha). Atención. Pues bien, si la cuantía de la indemnización es muy elevada, esto no es del todo exacto…

 

Varios Límites

Exceso sobre 180.000. Aunque calcule la indemnización según los baremos previstos en la normativa laboral, el importe que supere 180.000 euros queda sometido a IRPF y a la retención correspondiente. Apunte. A estos efectos:

 

  • Si la relación laboral ha durado menos de dos años, dicho exceso tributará en su totalidad, sin reducción ninguna.
  • Si la relación ha durado más de dos años, el exceso se considera una “renta irregular”, por lo que podrá reducirse en un 30% (sólo tributará en IRPF el 70% restante). ¡Atención! Eso si: Existen algunas reglas especiales a la hora de aplicar esta reducción.

 

Por tramos. En concreto, la reducción varía según cuál sea la suma que tributa (es decir, según cuál sea el exceso sobre los 180.000 euros que quedan exentos):

 

  • Hasta 300.000. Si dicho exceso o supera los 300.000 euros, la reducción del 30% puede aplicarse sobre toda la cuantía.
  • De 300.000 a 700.000. Si la parte de la indemnización que tributa está comprendida entre 300.000 y 700.000 euros, la reducción sólo se aplica sobre la cantidad fija de 300.000 euros.

 

En este caso, por tanto, dicha reducción será siempre de 90.000 euros (300.000 x 30%).

 

  • De 700.000 a 1.000.000. Cuando la parte de indemnización sujeta a IRPF supera los 700.000 euros, la normativa se endurece. En este caso, la cuantía sobre la que se aplica la reducción es inferior a 300.000 euros. En concreto, dicha reducción sólo se aplica sobre el resultado de restar a 300.000 euros la diferencia entre la cuantía no exenta y 700.000 euros (más abajo le exponemos un ejemplo de este cálculo).
  • Más de 1.000.000. Y si la parte de indemnización sujeta al IRPF excede de un millón de euros, no se aplica reducción.

 

Ejemplos.

Importes. Vea qué cantidad tributará según la cuantía de la indemnización satisfecha (y considerando que ésta se ha calculado según los parámetros previstos por la normativa laboral para el despido improcedente):

 

 

  1. Importe de la indemnización menos 180.000 euros, ya que esa suma no tributa en ningún caso.
  2. La reducción sólo se aplica sobre 300.000 euros.
  3. La reducción se aplica sobre el resultado de la siguiente fórmula: 300.000 – (720.000 – 700.000).
  4. No se aplica reducción.

 

La parte de indemnización que supera los 180.000 euros queda sometida al IRPF y al sistema de retenciones. Sobre dicho exceso podrá aplicarse la reducción del 30% prevista para las rentas generadas en un periodo superior a dos años.

 

 

 

AHORA TENDRÁN QUE AVISARLE

 

Una nueva ley obliga a los bancos a preavisar a las empresas si deciden no renovarles la financiación. Téngalo en cuenta a partir de ahora.

 

Financiación. Usted habrá oído casos de empresas con problemas de liquidez porque el banco decidió a última hora, no renovarles la póliza de crédito. Apunte. Pues bien, sepa que una nueva ley trata de evitar estas situaciones.

 

  • A partir de ahora, los bancos deberán preavisar a las empresas (incluidos los autónomos) de que no les van a prorrogar el “flujo de financiación”, o que lo van a reducir en un 35% o más. Apunte. Dicho preaviso deberá realizarse con tres meses de antelación al vencimiento.
  • a estos efectos, “flujo de financiación” es el conjunto de productos de financiación que la empresa tenga contratados (póliza de crédito, descuento….). Apunte. Por ejemplo, si usted tiene una póliza de crédito de 30.000 euros y una línea de descuento de 35.000, el banco deberá preavisarle si decide no renovárselas o rebajarle el riesgo total por debajo de 42.250 euros (65.000 – 35%).

 

Notificación. Así pues, si no hay preaviso habrá una cierta seguridad de que la financiación será renovada. ¡Atención! No obstante, si en los tres meses anteriores al vencimiento se produce algún hecho que afecta a la solvencia de la empresa (como la pérdida de un contrato importante), el banco también podrá denegar la renovación. En este sentido:

 

  • El plazo de tres meses cuenta desde la fecha de vencimiento del contrato de mayor cuantía. ¡Atención! Siguiendo con el ejemplo, cabe entender que los tres meses cuentan desde la fecha de vencimiento de la línea de descuento de 35.000 euros.
  • Además, el banco deberá entregarle un documento con su historial de pagos, para que pueda acudir a otras entidades a solicitar la financiación. Apunte. El Banco de España aún debe aprobar el modelo de este documento; y a los tres meses desde que lo apruebe entrará en vigor esta nueva obligación de preaviso.

 

¿Y si incumple? Si el banco no preavisa, la empresa afectada podrá reclamar la indemnización por los daños y perjuicios que la falta de preaviso le haya causado.

 

El banco está obligado a preavisar con tres meses de antelación si o va a renovar la financiación o si la va a reducir en un 35% o más.

 

 

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía