En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                         12/02/2021

ENERO 2021

Legislación

 

SEGURIDAD SOCIAL - BASES Y TIPOS PARA 2021

 

Las bases de cotización y el SMI para 2021 se han “congelado” respecto a las cuantías de 2020. No obstante, el IPREM sí que ha subido...

 

Bases y tipos (Régimen General). La base máxima de cotización en el Régimen General para 2021 sigue fijada en 4.070,10 euros mensuales; en cuanto a la base mínima, será equivalente al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) incrementado en un sexto. Como el SMI para 2021 no se ha modificado, la base mínima sigue fijada en 1.108,33 euros (a la espera de que se publique la base mínima definitiva en la Orden de Cotización para 2021). Apunte. Respecto a los tipos de cotización para 2021, también son los mismos que los de 2020:

 

 

1. Contrato indefinido, fijo discontinuo, temporales de discapacitados, formativos, de relevo e interinidad.

2. Contrato de duración determinada.

 

RETA. Respecto a los autónomos, las bases se mantienen: la mínima sigue en 944,40 euros mensuales, y la máxima en 4.070,10. Apunte. En cuanto a los tipos, recuerde que desde 2019 es obligatorio cotizar por todas las contingencias que antes tenían carácter voluntario (salvo determinados socios de cooperativas incluidos en el RETA):

 

 

1. Un autónomo que se dé de alta a lo largo de 2021 y que cotice por base mínima tendrá una cuota de 288,98 euros (944,40 euros x 30,60%) si no puede aplicar ningún incentivo.

 

Las bases y tipos se mantienen para 2021. Por tanto, su empresa no verá incrementados los costes por Seguridad Social respecto al año anterior.

 

 

 

 

Incentivos a la cotización vigentes en 2021

 

Existen incentivos tanto para la firma de contratos indefinidos como temporales.

Contratación indefinida

Desempleados de larga duración. Si contrata de forma indefinida a un desempleado inscrito en la Oficina de Empleo al menos 12 meses de los 18 anteriores a la contratación, podrá aplicar una bonificación en sus cotizaciones de 1.300 euros anuales durante tres años si contrata a un hombre y de 1.500 euros anuales si contrata a una mujer. Si el contrato se celebra a tiempo parcial, la bonificación será proporcional a la jornada pactada.

 

Conversión. La transformación de determinados contratos en indefinidos permite aplicar una bonificación en las cotizaciones. Por ejemplo:

 

• Las empresas con menos de 50 trabajadores podrán aplicar una bonificación de 41,67 euros al mes (58,33 en caso de mujeres) durante tres años si convierten en indefinido un contrato en prácticas o de relevo.

• La transformación en fijo de un contrato para la formación supone una bonificación de 1.500 euros anuales durante tres años (1.800 euros en caso de mujeres).

 

Familiares del autónomo. Los autónomos pueden aplicar una bonificación en las cotizaciones si contratan de forma indefinida a determinados familiares que coticen en el Régimen General. La bonificación es del  100% de las cuotas por contingencias comunes durante 12 meses.

 

Temporales

Formación. Si se firma un contrato para la formación con una persona desempleada, la empresa podrá aplicar una bonificación del 100% de las cuotas (o del 75% si tiene 250 o más trabajadores).

 

Interinidad. La contratación de un desempleado para sustituir a un trabajador en situación de maternidad o paternidad da derecho a una bonificación del 100% en ambos empleados. Y si contrata a una persona que lleve más de un año cobrando el paro para sustituir a empleados en excedencia por cuidado de hijos o familiares, tendrá  derecho a una bonificación en el contrato de interinidad del 95%, 60% y 50% durante el primer, segundo y tercer año, respectivamente.

 

Discapacitados

La contratación indefinida de discapacitados da derecho a una bonificación de 4.500 anuales durante toda la vigencia del contrato. Si el contrato es temporal, la bonificación es de 3.500 euros anuales durante toda la vigencia.

Si se firma un contrato de interinidad con una persona minusválida desempleada para sustituir a discapacitados en IT, existe una bonificación del 100% de las cuotas.

 

 

 

 

Requisitos para pensiones por incapacidad permanente absoluta

Para acceder a una pensión del tipo incapacidad permanente absoluta, la Seguridad Social solicita una serie de requerimientos.

 

Durante este año 2021, todas las pensiones del sistema español se verán afectadas por ciertas modificaciones, recogidas en los Presupuestos Generales del Estado; y aprobados en el mes de diciembre de 2020 en el Congreso de los Diputados. Entre las medidas más importantes, destaca la subida media de la pensión en un 0,9%, aunque algunas mínimas podrían alcanzar el 1,8%, dependiendo de las ayudas y prestaciones en cuestión.

 

Así, entre ellas se encuentran las pensiones por incapacidad permanente absoluta. Este tipo de pensiones están destinadas a las personas que demuestran que no pueden realizar ningún tipo de empleo. Es decir, esta prestación inhabilita a la persona para desempeñar cualquier tipo de trabajo, profesión u oficio.

 

Vamos a explicar detalladamente los requisitos que necesita cumplir una persona para tener derecho a una pensión de incapacidad permanente absoluta. Requisitos fijados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración.

 

¿Qué requisitos necesito optar a pensiones por incapacidad permanente absoluta?

El primer requisito exigido por la Seguridad Social es no tener la edad fijada en el apartado 1a) del artículo 205 de la LGSS en la fecha del acontecimiento causante. Así como no contar con los requisitos solicitados para acceder a una pensión de jubilación contributiva por parte del sistema español de pensiones; siempre y cuando la incapacidad venga derivada de contingencias comunes.

 

Otro aspecto fundamental requerido por el Sistema de la Seguridad Social para este tipo de pensiones es que la persona en cuestión esté afiliado y en situación de alta; o en su defecto en situación asimilada de alta. Aunque también puede encontrarse en situación de no alta.

 

Según recoge la normativa del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración, si la incapacidad viene derivada de un accidente laboral o enfermedad profesional, el trabajador será tenido en cuenta como pleno derecho de afiliado y en alta. Incluso si el empresario ha incurrido en el incumplimiento de sus obligaciones desde su posición. También se considera situación de alta especial el cierre patronal o huelga legal.

 

Periodo de cotización previo

En este apartado necesitamos detenernos un poco más de tiempo. Y es que la Seguridad Social solicita al demandante tener cubierto un periodo previo de cotización; en caso de que la incapacidad permanente absoluta venga derivada de enfermedad común.

 

Del mismo modo, piden un periodo de cotización anterior si la incapacidad permanente se ha producido a causa de un accidente no laboral y el demandante en cuestión no se encuentra en situación de alta o en situación asimilada de alta.

 

Requisitos importantes sobre las pensiones por incapacidad permanente absoluta

Si la incapacidad deriva de una enfermedad común y el usuario se encontraba en situación de alta asimilada, la Seguridad Social exige para los menores de 31 años:

 

  • Periodo genérico de cotización: Éste supone la tercera parte del tiempo desarrollado entre la fecha en la que el usuario cumplió 16 años y el hecho causante.

 

Si la incapacidad deriva de una enfermedad común y el usuario se encontraba en situación de alta asimilada, la Seguridad Social exige para las personas de 31 años o más:

 

  • Periodo genérico de cotización: Éste corresponde a un cuarto de tiempo transcurrido entre la fecha en la que el usuario cumplió 20 años de edad y el hecho causante. Con un mínimo, en cualquier caso, de 5 años.
  • Periodo especifico de cotización: Un quinto del periodo de cotización solicitado debe estar comprendido entre:
  1. Los 10 años inmediatamente previos al hecho causante
  2. Los 10 años inmediatamente anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar; si se accede a la pensión desde una situación de alta o asimilada, sin obligación de cotizar.
  3. Por último, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración establece que los trabajadores con contratos a tiempo parcial deben acreditar el periodo de cotización exigido; a partir del 04-08-2013, atendiendo a las reglas establecidas en el Real Decreto ley 11/2013, de 2 de agosto.

 

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía