En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                      06/08/2018

JULIO 2018

Legislación

 

BAJADA DEL IRPF PARA RENTAS BAJAS Y AMPLIACIÓN DE CHEQUES FAMILIARES POR DISCAPACIDAD, ENTRE OTRAS MEDIDAS FISCALES

 

En el BOE del día 4 de julio se ha publicado la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, que contiene, entre otras medidas fiscales, una bajada en el IRPF para rentas bajas, nuevos cheques para natalidad y guardería, y ampliación de cheques familiares por discapacidad, el aumento de 20 al 30% de la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación en el IRPF, la prórroga del Impuesto sobre el Patrimonio para 2018, así como la rebaja del tipo reducido del IVA del 10% para las entradas a salas cinematográficas.

 

A continuación, describimos las principales medidas fiscales que se recogen en el citado texto de la LPGE 2018, que con carácter general tienen su entrada en vigor desde el día 5 de julio de 2018.

 

1. IRPF

Se prevé una serie de medidas que en términos generales están dirigidas a reducir la tributación de los trabajadores de renta más baja y de los contribuyentes que soportan mayores cargas familiares, tales como mujeres trabajadoras, familias numerosas o personas con discapacidad.

 

Así:

Reducción por obtención de rendimientos del trabajo: Con efectos desde el 05-07-2018, se amplían los límites máximos que marcan las distintas cuantías de reducción que a su vez se incrementan para los trabajadores con menores rentas en 2000 euros aproximadamente, de forma que los límites establecidos pasan a ser de 16.825 euros y 13.115 euros [anteriormente 14.450 y 11.250 euros] y la cuota pasa de 3.700 a 5.565 euros anuales.

 

Cuando el Impuesto se hubiera devengado con anterioridad a la entrada en vigor de la LPGE 2018, la reducción a aplicar será la prevista en la normativa vigente a 31 de diciembre de 2017.

Cuando el Impuesto correspondiente al período impositivo 2018 se hubiera devengado a partir de la entrada en vigor de la LPGE 2018, la reducción a aplicar será la resultante de incrementar la cuantía derivada de la aplicación de la normativa vigente a 31 de diciembre de 2017 en la mitad de la diferencia positiva resultante de minorar el importe de la reducción por obtención de rendimientos del trabajo aplicando la normativa vigente a 1 de enero de 2019 en la cuantía de la reducción calculada con arreglo a la normativa vigente a 31 de diciembre de 2017.

En definitiva, en 2018 se incrementará la reducción vigente en la mitad de la diferencia de la nueva reducción menos la antigua.

 

– Reducción por obtención de rendimientos del trabajo y determinación del tipo de retención sobre los rendimientos del trabajo durante el período impositivo 2018 (se añade una disposición adicional cuadragésima séptima a la LIRPF).

 

Para determinar el tipo de retención o ingreso a cuenta a practicar sobre los rendimientos del trabajo satisfechos con anterioridad a la entrada en vigor de la LPGE 2018 se aplicará la normativa vigente a 31 de diciembre de 2017.

 

A partir de la entrada en vigor de la LPGE 2018, para calcular el tipo de retención se aplicará la normativa vigente a 31 de diciembre de 2017 con una serie de especialidades.

 

A efectos del cálculo del tipo de retención, en relación a la aplicación de la reducción por obtención de rendimientos del trabajo para 2018, calculada conforme a lo analizado en el apartado anterior, el tipo de retención se regularizará en los primeros rendimientos del trabajo que se satisfagan a partir de la entrada en vigor de la LPGE 2018.

 

No obstante, la regularización podrá realizarse, a opción del pagador, en los primeros rendimientos del trabajo que se satisfagan a partir del mes siguiente a la entrada en vigor de la LPGE 2018.

 

Deducción por maternidad: Con efectos desde el 01-01-2018, esta deducción se podrá incrementar en 1.000 euros adicionales cuando el contribuyente hubiera satisfecho gastos por la custodia de menores de 3 años en guarderías o centros educativos autorizados, entendiéndose por gastos de custodia las cantidades satisfechas a guarderías y centros de educación infantil por la preinscripción y matrícula, la asistencia, horario general y ampliado, y la alimentación, siempre que se hayan producido por meses completos y no tengan la consideración de rendimientos en especie exentos y por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo (extensión de los supuestos a los que se aplica la deducción, al incluirse el cónyuge no separado legalmente). Dicho importe, aunque se trate de un importe negativo (se paga al contribuyente con la declaración del IRPF, aunque no se le haya retenido) no se podrá obtener por adelantado.

 

• Deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo: Con efectos desde el 05-07-2018, se aumenta la cuantía de la deducción por familia numerosa en 600 euros adicionales anuales por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa en la fecha de devengo del impuesto en que exceda del número mínimo de hijos exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial. Por otro lado, se hace extensiva la deducción por personas con discapacidad a cargo, a los contribuyentes con un cónyuge no separado legalmente con discapacidad, siempre que no tengan rentas anuales, incluidas las exentas, superiores a 8.000 euros, de hasta 1.200 euros anuales.

El importe del abono de estas deducciones se podrá solicitar anticipadamente.

 

En el período impositivo 2018, la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad y el incremento de la deducción previsto por cada uno de los hijos que excedan del número mínimo de hijos exigido para la adquisición de la condición de familia numerosa de categoría general o especial, se determinará tomando en consideración exclusivamente los meses iniciados con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018.

 

 

FALSOS AUTÓNOMOS Y ECONOMÍA COLABORATIVA

 

Usted ha leído en la prensa que dos conocidas empresas de reparto de comida a domicilio han sido condenadas en su plantilla con falsos autónomos. Pues bien, evite que esto le pase a su compañía.

 

Sentencias. Dos recientes sentenciad han declarado la existencia de una relación laboral entre dos empresas de reparto de reparto de comida a domicilio y varios de sus repartidores que prestaban sus servicios como autónomos. ¡Atención! Recuerde que si el trabajo realizado por el autónomo cumple con los requisitos de una relación laboral, el afectado será un falso autónomo. Vea lo que ocurrió y evite que le pase a usted.

 

Relación laboral

Notas.  Aunque un empleado esté dado de alta en el RETA, su relación con la empresa será de falso autónomo si existe dependencia (si las tareas se realizan bajo la organización y dirección del empresario) y ajenidad (si la empresa asume los riesgos y beneficios). ¡Atención! En los casos de estas sentencias, las notas que caracterizaban la existencia de una relación laboral fueron, entre otras, las siguientes:

 

• Los repartidores seguían las instrucciones de la empresa. Por ejemplo, era ésta la que decidía la zona en la que los trabajadores debían desempeñar sus funciones, así como el precio de los servicios.

• La empresa decidía también en qué horario se debían prestar los servicios y planificaba el disfrute de las vacaciones,

• Los trabajadores carecían de libertad para rechazar pedidos.

Consecuencias. Si se declara que un trabajador es un falso autónomo, el afectado puede reclamar su condición de fijo, las diferencias salariales del último año respecto al salario de convenio para sus atareas y una indemnización por despido improcedente al término de la relación.

 

Cautelas previas

Selección. Si quiere recurrir a autónomas (para tener una mayor flexibilidad, para ahorrarse costes de cotizaciones…), asegúrese de que la relación mercantil es lícita y de que no serán considerados falsos autónomos. Apunte. Por ejemplo, antes de recurrir a un concreto, busque varios candidatos y verifique si alguno tiene estructura propia (maquinaria, furgoneta…), empleados, página web con sus servicios, otros clientes recurrentes…

 

En el contrato. Cuando formalicen el contrato mercantil, reflejen los servicios que el autónomo realizará, los plazos de entrega, las tarifas (pacten una retribución que dependa de las ventas o de las unidades producidas, por ejemplo). Apunte. No incluya menciones que puedan dar a entender que usted organiza su trabajo.

 

Durante la relación. Una vez el autónomo empiece a trabajar, adopte precauciones para evitar indicios de laboralidad:

• Acredite que el autónomo organiza su actividad según sus propios criterios. Por ejemplo, reúnase con él una vez a la semana (si quiere ir controlando el desarrollo del servicio contratado) y dele libertad el resto del tiempo.

• El autónomo debe decidir libremente sus horarios, y disfrutar de permisos y vacaciones sin requerir la autorización de su empresa.

• El autónomo debe asumir los riesgos de su actividad (por ejemplo, los gastos).

 

Si recurre a autónomos, adopte cautelas incluso antes de la contratación. Por ejemplo, busque candidatos que tengan una infraestructura, trabajadores e incluso otros clientes. A partir de ahí, no intervenga en la organización de su trabajo.

 

 

 

REDUZCA EL IMPACTO DE LOS IMPAGADOS

 

Si un cliente no le paga, su empresa puede recuperar el IVA repercutido y, además, contabilizar un gasto que será deducible en su Impuesto sobre Sociedades. Recuerde cómo hacerlo...

 

Impagado. Si su empresa recibe un impagado, la normativa le permite recuperar los impuestos derivados del ingreso computado en su día. ¡Atención!  Recuérdelos:

 

• En el momento de realizar la venta (o de prestar el servicio), su empresa emitió una factura con IVA e incluyó dicho impuesto en la liquidación mensual o trimestral correspondiente (de forma que lo ingresó a Hacienda aun cuando no lo había cobrado).

• Además, la venta fue contabilizada como un ingreso, por lo que forma parte del resultado a efectos del Impuesto sobre Sociedades (cuya liquidación se presenta en julio).

 

Recuperación del IVA

Rectificación. Transcurridos seis meses o un año desde la fecha de la operación (sólo un año si su empresa factura más de 6.010.121,04 euros), puede rectificar la factura emitida y anular el IVA repercutido. Apunte.  De esta forma podrá considerar un menor IVA repercutido en su declaración periódica y recuperar el importe pagado en su día.

 

Requisitos. Para que pueda rectificar la factura deberán cumplirse los siguientes requisitos:

 

• Deberá haber instado al deudor a que pague (a través de una reclamación judicial o un requerimiento notarial).

• El destinatario de la operación deberá ser un empresario o profesional (si no lo es, la base imponible de la operación, IVA excluido, deberá superar los 300 euros).

• La factura rectificativa deberá emitirse dentro de los tres meses siguientes al transcurso de los seis meses indicados, y deberá remitirse al cliente en dicho plazo.

• Dicha emisión de la factura rectificativa también deberá comunicarse a Hacienda, en este caso dentro del plazo de un mes desde la emisión.

 

Principal. La rectificación sólo se hace a efectos de recuperar el IVA, y en ningún caso implica una renuncia a seguir reclamando el principal. Apunte. En cualquier caso, deje claro su derecho a seguir reclamando, e incluya en la factura la siguiente mención: “Esta factura se emite a los efectos previstos en el artículo 80 apartado Cuatro de la Ley del IVA, y no implica en ningún caso la renuncia a continuar reclamando el principal todavía adeudado por el destinatario”.

 

Impuesto sobre Sociedades

Gasto. Además, si llegado el 31 de diciembre ya han transcurrido seis meses desde la fecha establecida para el pago de la factura impagada, su empresa también podrá computar en su Impuesto sobre Sociedades un gasto igual al saldo pendiente del cliente. Apunte. Si al cierre del ejercicio todavía no ha transcurrido el plazo de seis meses, podrá computar ese gasto en la declaración del ejercicio siguiente.

 

Compensado. Este gasto compensará el ingreso por ventas contabilizado en su día. Apunte. En todo caso, verifique que todo queda en orden en su contabilidad:

 

• Recuerde que al recuperar el IVA deberá reducir la deuda pendiente de cobro y que puede seguir reclamando (que ya no será el principal más IVA, sino sólo el principal).

• Por lo tanto, el gasto que deberá computar como impagado a efectos del Impuesto sobre Sociedades será el importe de la operación sin incluir el IVA inicialmente repercutido.

 

Transcurridos seis meses o un año desde la operación, podrá recuperar el IVA ingresado en su día a Hacienda. Y si al cerrar el ejercicio ya han pasado seis meses desde el vencimiento, también podrá computar un gasto en el Impuesto sobre Sociedades.

 

 

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía