En la unión está la fuerza    

Entrevista - Reportaje

01/03/2012

Tras una meditada y concienzuda gestación la Agrupación Empresarial Valenciana de Centros Especiales de Empleo, AGEVALCEE, llega al entorno laboral. Así nos lo cuenta su presidente, Juan José Serrano, enteramente involucrado en este proyecto de futuro por y para los Centros Especiales de Empleo de la Comunidad. AGEVALCEE aparece ahora con un nuevo impulso tras mucho tiempo y experiencia profesional de su presidente. En este momento, lo que culmina es el fruto de un trabajo callado durante un tiempo de gestación.

Desde la Agrupación el objetivo principal que se pretende es aunar los esfuerzos con unas directrices comunes y hacer visible la realidad del empleo para las personas con discapacidad, dar a conocer los problemas del colectivo, luchar “unidos” para la consecución de soluciones conjuntas y/o individualizadas y dar apoyo y asesoramiento tanto en el ámbito fiscal como laboral a todos los Centros que pertenecen a la Agrupación. Se intentará abordar esta tarea desde la puesta en marcha de políticas activas, concienciación y comunicación fluida entre los miembros de la agrupación, las instituciones privadas y las públicas.

Porque “En la unión está la fuerza”. Juan José Serrano opina que: “A mayor volumen de representatividad mayores y mejores soluciones podremos alcanzar el colectivo. Mejores resultados obtendremos si estamos en un solo núcleo, que si estamos de forma independiente. Dado el mercado empresarial que existe actualmente, esta obligando a unificarse para poder acometer un incremento en el acercamiento a la empresa ordinaria, una visibilidad…..”

AGEVALCEE constituye la agrupación de un gran conjunto de Centros Especiales de Empleo de la Comunidad Valenciana cuyos principales fundadores poseen una gran experiencia en la inserción laboral y social de personas con discapacidad física, intelectual o sensorial.

La razón de ser de AGEVALCEE es la integración laboral de las personas con discapacidad a través de un trabajo adaptado al perfil y las necesidades de cada uno, poniendo especial interés en la inserción cultural u social de sus profesionales.


¿Por qué AGEVALCEE?

Consideramos que desde una agrupación de Centros Especiales de Empleo bien organizada y estructurada se pueden conseguir muchos logros para nuestro colectivo. En la última Asamblea celebrada se aposto y se aprobaron una serie de medidas de presión y se determinó un plan de trabajo y de comunicación, el cual estamos llevando a cabo de forma concienzuda. AGEVALCEE apuesta decididamente por el empleo de las personas con discapacidad en tiempos no fáciles y queremos que todos los CEE de la Comunidad se embarquen con nosotros en esta apuesta ante la importancia de este mundo y la necesidad de estructurarlo.


¿Cuál es su objetivo?

Nuestras entidades existen porque no hay una respuesta debida de la sociedad, y en concreto de las entidades públicas. La situación no es buena y ahora, dadas las dificultades a las que nos enfrentamos, debemos mostrarnos más firmes y más comunicativos. Desde hace mucho tiempo nuestro empeño es el adquirir visibilidad y poder ocuparnos directa y frontalmente de los problemas que se producen en el ámbito del empleo de las personas con discapacidad. Hasta ahora lo hemos podido hacer de manera indirecta, por partes, en algunos sitios sí y en otros no, pero hoy el mercado nos lo está demandando, estamos en un momento de auge importante, pero a la vez las cifras de paro e inactividad entre las personas con discapacidad siguen siendo muy preocupantes.

Nos encargaremos de que se cumplan todas las normativas e intentamos que los poderes públicos no realicen ningún tipo de recorte, priorizando en los presupuesto en razón de la dignidad de las personas con discapacidad.

 

¿Qué valor añadido tiene pertenecer a AGEVALCEE?

A costa de parecer repetitivo es importante que estemos todos unidos para tener una mayor visibilidad y fuerza.

- AGEVALCEE actúa como interlocutora frente a la Administración Pública y agentes sociales para conseguir mejoras en las condiciones económicas, laborales, legislativas, etc. con el fin de solucionar los problemas que afecten a los Centros Especiales de Empleo.

- Contamos con un departamento jurídico que proporciona asesoramiento a los Centros asociados que lo soliciten.

- Suministramos periódicamente información actualizada sobre discapacidad y empleo (normativas legales, subvenciones, noticias, etc.) que afecte directamente a los Centros Especiales de Empleo.

- En nuestro contacto con la Administración y la empresa ordinaria, promocionamos asesoramiento a nuestros socios en lo que a actividad, productos y servicios respecta, de cara a la posibilidad de obtener contratos, pedidos, prestación de servicios, etc. Recordemos que tanto la Administración como las empresas ordinarias de 50 ó más trabajadores están sujetas a obligaciones legales de contratación de personal o de bienes y servicios.

- Como interlocutores entre los Centros y la Administración Pública, tendremos mayor atención por parte de ésta cuantos más Centros Especiales de Empleo asociados seamos.

 

¿Está AGEVALCEE considerado interlocutor válido por las autoridades?, ¿mantienen buenas relaciones?

Necesitamos reforzar solemnemente ese papel. Estamos considerados, pero queremos lograr esa fuerza interlocutora con las administraciones públicas, que reconozcan que somos los representantes del colectivo y conseguir, no sólo que se nos respete, que eso ya lo hacen, sino que se nos tenga en cuenta en el momento necesario. Entonces pretendemos que haya un vínculo ineludible de hecho y moral, demostrándoles que conocemos la situación y que somos mejores colaboradores a la hora de elaborar planes, proyectos, programas, soluciones, que somos una entidad capaz y necesaria a la hora de dar pautas de buena gestión, incluso con los recursos tan limitados que tenemos.

Tenemos que ser interlocutor válido de la Comunidad Valenciana, nos tienen que ver y nos tienen que conocer.

 

¿Se puede acabar con estas cifras tan preocupantes de desempleo en este sector?

Para avanzar en el empleo de las personas con discapacidad hay que seguir profundizando en políticas activas o de discriminación positiva a favor de aquellos que tienen más dificultades. Otro factor muy importante es impulsar su formación o capacitación porque hay muchas que no pueden acceder a un puesto de trabajo al no estar formadas. También hay que seguir apoyando e incentivando a los empleadores y luego intentar que se cumpla la ley (las reservas) y las medidas alternativas que contempla porque son herramientas que tenemos y que hay que llevar a su máximo de eficacia.

Según Juan José Serrano, para disminuir el desempleo en el sector se necesita un mayor apoyo de la Administración. A través de cláusulas sociales como por ejemplo, que las administraciones locales y públicas tienen obligación de reservar un número determinado de contrataciones a través de los CEE para potenciar el trabajo en el sector empresarial. Los CEE no deben presentarse a los Concursos como una Pyme más, ya que dichas administraciones tienen obligación de reservar un número de contrataciones a través de CEE para potenciar el trabajo de estos en el sector empresarial. El hecho de que un porcentaje de su contratación pública pueda estar vinculada a la oferta de los CEE nos permitiría estar en una posición mucho más fuerte de la que tenemos ahora. 

 

Pero la mentalidad empresarial continúa siendo reacia a contratar a trabajadores con discapacidad. ¿Qué se puede hacer si las empresas no cumplen las cuotas de integración en sus plantillas?

Los agentes sociales (empresarios y sindicatos) tienen que tomarse en serio la potencialidad que tiene la gente con discapacidad. A estas personas no hay que regalarles el empleo, si alguien lo piensa está equivocado porque están preparadas para trabajar, para mejorar las tasas de productividad de las empresas. Lo que pasa es que hace falta una complicidad, es decir, que fuéramos capaces de establecer puentes, líneas abiertas de colaboración entre los agentes sociales, las empresas que trabajamos con las personas con discapacidad y todo lo que es el movimiento asociativo de la discapacidad en este país. Además, les pediría comprensión con el mundo de la iniciativa social en temas de empleo de las personas con discapacidad ya que no somos una amenaza para nadie, todo lo contrario, hacemos un aporte significativo lo mismo que los empresarios, y luchamos por el mejor empleo posible, digno y estable, con lo que compartimos retos y propósitos con los propios sindicatos. Por ello, tenemos que llegar a acuerdos significativos.

 

Cree que las empresas, especialmente las pymes, son conscientes del valor añadido que aportan las personas con discapacidad, en términos generales?

Desde el punto de vista de la contratación directa o indirecta de personas con discapacidad en la cadena de valor de las distintas empresas, pequeñas y medianas sobre todo, queda todo un campo, un mundo por descubrir desde el punto de vista de las oportunidades y ése es uno de los objetivos que quiere dar a conocer AGEVALCEE.

 

Además, también existe mucho desconocimiento… 

Creo que, por unos por otros, por el día a día y por la propia actividad de las empresas, a veces se nos escapan cosas esenciales desde el punto de vista de la empresa, la organización o el negocio. La discapacidad está y debe estar presente en todos estos ámbitos.

 

¿Conocen las empresas el Real Decreto de 8 de abril que establece unas medidas alternativas para aquellas que, por determinadas circunstancias, no puedan cumplir con las cuotas legales?

Este decreto no es suficientemente conocido y es sumamente importante y beneficioso. Que las empresas puedan contratar los servicios de un CEE es una oportunidad de oro para algunos colectivos de la discapacidad porque pueden trabajar en un entorno laboral normalizado. Además, las medidas alternativas están consiguiendo un cambio de percepción del mundo empresarial respecto a las personas con discapacidad porque les están viendo actuar en sus propios centros de trabajo. Nos preocupa que las empresas no las conozcan y no las estén aplicando. Tenemos que profundizar en temas de información porque a veces nos encontramos con algunos equívocos graves como si los trabajadores que están en el enclave los tuviera que asumir la empresa en su totalidad. Desde AGEVALCEE queremos profundizar en dar a conocer e informar sobre los enclaves laborales.

 

Defíname en pocas palabras que es un enclave laboral

Se entiende por enclave laboral el contrato entre una empresa del mercado ordinario (empresa colaboradora) y un Centro Especial de empleo. A través de dicho contrato el CEE realiza obras y servicios que guardan relación directa con la actividad principal de la empresa y para realizar esto un grupo de trabajadores con discapacidad del CEE se desplaza temporalmente al centro de trabajo de la empresa colaboradora.

Esta fórmula genera trabajo a los CEE y dan visibilidad de la calidad del trabajo de las personas con discapacidad en el mundo empresarial. La valoración de quien ha tenido la experiencia de un enclave laboral es altamente positiva porque, además de crear empleo lo crea de calidad, y ese grupo de trabajadores desplazado a una empresa lo que hace es aportar el buen hacer del CEE.

 

¿Cree que ya se ha logrado que los CEE sean consideradas empresas en el circuito empresarial?

Exactamente, si bien en los inicios el CEE se veía, y aún se sigue viendo, como una creación de empleo puente desde lo protegido hacia el mercado ordinario, en este momento, con más de cinco millones de parados, difícilmente vamos a tener las mismas posibilidades que hace unos años para entrar en el mercado ordinario, por lo tanto el CEE es una alternativa y una oportunidad muy interesante para el sector de la población con discapacidad. 

 

¿No se aprecia aún en las grandes empresas una auténtica concienciación?

En muchas ocasiones hay grupos empresariales que crean sus propias estructuras de CEE para cumplir con la norma, y eso es legítimo, pero sería más interesante recurrir a los CEE del sector de la discapacidad de la economía social para que nosotros podamos darles ese servicio, porque en definitiva nadie mejor que nosotros lo conoce. Nosotros vamos a hacer un esfuerzo para poder ofrecer esos servicios de una manera más global. Y en esta etapa me gustaría que nuestras cabeceras de los CEE aporten recursos humanos, experiencias, buenas prácticas y así seamos capaces de crear una tela de araña que nos permita llegar más lejos

 

 ¿Cuáles son las cuentas pendientes en temas legislativos?

Desde el desarrollo de la LISMI, que marca el paraguas en el que se acogen los CEE, han pasado muchos años, seguimos teniendo los mismos recursos y sin embargo, entendemos que los CEE, que cada vez se posicionan más como empresas con capacidad para generar empleo, necesitamos también estar a la altura en materia de I+D, de estrategias comerciales, etc., y para eso necesitamos recursos. Creo que hay que trabajar en esa línea, entendiendo que la situación es compleja. Nos quedan temas muy importantes, como el empleo con apoyo, un asunto que aún necesita más posibilidades, y sobre todo seguir potenciando la especialización de nuestro sector.

 

Los empresarios se quejan de que no encuentran el perfil de discapacitado que necesitan. ¿Habrá que incidir en la selección?

Lo más importante es la selección del personal para cubrir puestos de trabajos. Un trabajador con discapacidad puede ser muy útil en el desarrollo de un determinado puesto de trabajo, lo que hay que hacer es adaptar la selección del trabajador, según el puesto a cubrir. No se pueden contratar trabajadores con discapacidad, por ejemplo, porque por ley estas obligado y tener a dicho trabajador sin ser rentable, ni realizar tareas, ya que lo que supone una ventaja para la empresa, pasa a ser una carga.

 

¿Y cómo debe implicarse la Administración en el empleo de las personas con discapacidad?

La Administración tiene que legislar, impulsar políticas activas en favor los sectores más desfavorecidos. Y lo que es absolutamente imprescindible es que el Gobierno cuente con la iniciativa social para realizar las iniciativas a favor del empleo de las personas con discapacidad. La última experiencia que estamos viviendo estos días con la reforma laboral quizá adolece de esa colaboración. La reforma se ha efectuado en un marco de negociación con los agentes sociales, algo absolutamente respetable, pero nosotros también deberíamos haber participado en ese diálogo porque somos empresas y organizaciones con una larga experiencia, compromiso social y buen hacer empresarial, por tanto tenemos cosas que aportar.

 

¿Qué ocurre con la reforma laboral? ¿En qué les afecta a los CEE?

La primera queja es que al sector no se le ha tenido muy en cuenta en las negociaciones. No podemos dejar de decir que estamos sorprendidos ya que teníamos noticias de que determinados colectivos no se verían afectados con esta reforma y al final lo están, porque tanto los Centros Especiales de Empleo como la empleabilidad de personas con discapacidad en el mercado abierto se pueden ver seriamente tocados y quedar paralizada la creación de empleo. La reforma impone un recorte en la cuota empresarial de la Seguridad Social: se pasa de un sistema porcentual a uno de cifras cerradas, es decir, no todas las bonificaciones al crear empleo serán del 100%. Esta medida, que es inoportuna, crea inseguridad e inestabilidad y pone en riesgo la creación de puestos de trabajo ya que los empresarios y empleadores de personas con discapacidad podríamos empezar a pensar que no es factible al no tener suficientes medidas de apoyo. En el ámbito de los CEE, estamos en un momento de impulso, de evolución positiva, de mejoras retributivas: han asumido la subida del SMI -que a día de hoy comporta un incremento del 17,4% desde su puesta en marcha en 2004- y otros aumentos salariales e incentivos a la calidad a través de la negociación colectiva. Y, al respecto, el decreto también frena su esfuerzo de mejorar el sueldo, las condiciones, en definitiva, puede enfriar el intento de mejora.

 

Cuando los políticos hablan de servicios sociales, tienden a confundir gasto con inversión.

Desde AGEVALCEE entendemos que estas subvenciones  no deben considerarse un gasto, sino una inversión. La no atención de esta diversidad de personas traerá como consecuencia el deterioro y empeoramiento de su salud física y psicológica, así como la de su entorno familiar. Se produciría un retroceso muy grande, difícil de recuperar, por una cantidad mínima en comparación con los beneficios obtenidos. 

Este tipo de atención tan diversa y especializada no se presta por parte de la administración y, por experiencia, conocemos que la falta de la misma da lugar a un empeoramiento grave, a un aumento de las visitas a médicos y a un mayor consumo de fármacos, lo que supone incrementar costes (por parte de los enfermos y sus familiares) para la Administración.

Asimismo, alrededor del sector de la discapacidad trabajan miles de personas que también ven peligrar sus puestos de trabajo, independientemente de que, en algunos casos,  las organizaciones ya han tenido que recortar sus plantillas y retrasar el pago durante algunos meses de sus salarios, debido al retraso que el pago de las ayudas puede suponer.

 

Por no hablar de la destrucción de empleo…

Es otro problema que nos preocupa e inquieta, porque cualquier recorte en las subvenciones recibidas hasta la fecha daría lugar a la consiguiente pérdida de puestos de trabajo en nuestras organizaciones, empleos desempeñados en muchos casos por  personas con discapacidad.

 Debemos reivindicar la importancia de mantener o mejorar las cantidades destinadas a orientación profesional especializada para el empleo y el autoempleo de personas con discapacidad, máxime en estos momentos de crisis económica.   

 

¿Que acciones próximas a destacar como prioritarias?

Las acciones principales que tenemos que abordar de inmediato son principalmente dos:

- Negociación de la orden de ayudas de 2012. Mantener las ayudas del 2011 sobre todo en referencia a los discapacitados intelectuales. Para ello se mantendrán reuniones con el Consell, con el Servef…..Ofreciendo argumentaciones válidas, programas, sugerencias, etc.

- Ayudas complementarias. Los discapacitados intelectuales le cuestan a la Administración pública aproximadamente 187 Euros, sin embargo si quitan estas ayudas dichas personas deberán ir a un centro Ocupacional cuyo coste para la Administración es de 4 veces más.

Entrevista a Juan José Serrano - Presidente de AGEVALCEE             

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042
Web:
www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es