En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                         05/02/2018

ENERO 2018

Legislación

 

ANTE LA ADMINISTRACIÓN… INSPECCIÓN DE TRABAJO: ¿SE PUEDE IMPUGNAR EL REQUERIMIENTO?

 

Si una empresa recibe un requerimiento de la Inspección de Trabajo, ¿podrá impugnarlo?¿O sólo se puede impugnar las actas de infracción?

 

Actividad inspectora. En el marco de una inspección, el inspector puede requerir a la empresa a adoptar una determinada medida. Dicho requerimiento puede ser alternativo a la imposición de una sanción (la inspección no sanciona inicialmente, sino que espera a que la empresa cumpla el requerimiento) o compatible con la sanción (la inspección requiere y simultáneamente levanta acta de infracción).

 

Impugnación. Pues bien, si una empresa recibe un requerimiento, en general no podrá recurrirlo, dado que dicho requerimiento es un acto de trámite (no decide sobre el fondo del asunto y no impide seguir con el procedimiento (y no un acto definitivo, como podría serlo una sanción. No obstante, algunos tribunales sí admiten la posibilidad de impugnar requerimientos en los siguientes casos:

 

• Cuando el requerimiento se basa en una interpretación de la norma efectuada por la Inspección. En tal caso, se ha permitido la impugnación para que se pueda discutir la validez de dicha interpretación. Esto ocurre, por ejemplo, si la Inspección requiere a la empresa a abonar un plus de nocturnidad previsto en el convenio, y la compañía considera que los trabajadores no cumplen con los requisitos que el convenio prevé para el cobro de dicho plus.

• Si el requerimiento impone a la empresa una obligación de hacer determinada. Por ejemplo, es válido que la Inspección requiera a la empresa a cumplir con la normativa de prevención de riesgos y a adoptar las medidas necesarias para evitar un riesgo de caídas. Sin embargo, no puede imponer la instalación de una barandilla determinada.

 

Procedimiento. El modo en que se deben impugnar los requerimientos no está previsto en la normativa laboral. Así pues, se debe aplicar la normativa administrativa general, y lo correcto es presentar un recurso de alzada en el plazo máximo de un mes desde la notificación del requerimiento ante la propia Inspección.

 

Interesa impugnar el requerimiento y solicitar la suspensión de la ejecución. Si transcurre un mes desde dicha solicitud y la Inspección no ha contestado, a empresa no estará obligada a cumplirlo, y la Inspección tampoco podrá utilizar ese incumplimiento del requerimiento como criterio de agravación de la sanción.

 

Los tribunales admiten impugnar el requerimiento de la Inspección de Trabajo si éste se basa en una interpretación de la norma o impone a la empresa una obligación de hacer determinada.

 

 

 

 

ARRENDAMIENTOS: SI EL CONTRATO ACABA PRÓXIMAMENTE…

 

Su empresa desarrolla su actividad en un local alquilado y próximamente va a finalizar el contrato de alquiler. Si el arrendador decide no prorrogarlo, quizás podrá reclamarle una indemnización económica…

 

Alquiler. Dado que los precios de los alquileres están subiendo, a algunos propietarios no les interesa renovar el contrato a su vencimiento y prefieren finalizarlo. ¡Atención! Pues bien, si usted o su empresa son arrendatarios de un local y próximamente va a finalizar el contrato, esté atento: quizás pueda reclamar una indemnización. Vea qué requisitos debe cumplir…

 

Indemnización por clientela

Local. Para tener derecho a esta indemnización es necesario que su contrato se extinga por el cumplimiento del plazo pactado. Y, además:

 

• Que haya estado realizando una actividad comercial de venta al público durante los últimos cinco años (usando el local como joyería, panadería, peluquería…). En cambio, no se cumple este requisito si, por ejemplo, ha destinado el local a oficinas o almacén.

• Que haya comunicado al arrendador su voluntad de renovar el contrato por un plazo mínimo de cinco años más y por una renta de mercado. ¡Atención! Dicha comunicación debe hacerse con al menos cuatro meses de antelación a la finalización del contrato. Muchos inquilinos pierden el derecho a cobrar esta indemnización porque incumplen ese plazo de preaviso (por desconocimiento).

 

Indemnización. Esta indemnización pretende compensar al inquilino por la clientela que ha generado y que ahora pierde a causa de la decisión del arrendador de no renovar el contrato. Apunte. Por eso pueden darse estos dos casos:

 

• Caso 1. Dentro de los seis meses siguientes a la finalización del contrato, usted inicia en el mismo municipio la misma actividad que realizaba en el local (por ejemplo, porque alquila un ocal en la misma calle para aprovechar la clientela). Apunte. En este caso, puede reclamar los gastos de traslado y una indemnización por la pérdida de clientela que tenga durante los primeros seis meses de actividad en el nuevo local (respecto a la clientela que tenía en el anterior).

• Caso 2. Dentro de los seis meses siguientes a la finalización del contrato, usted inicia una actividad diferente o no inicia ninguna, y el arrendador (o nuevo inquilino) desarrolla en el local la misma actividad o una afín. Apunte. En ese caso puede reclamar una mensualidad de renta por cada año que haya durado el contrato, con un máximo de 18 mensualidades.

 

¿Cómo actuar?

Contrato. Para reclamar la indemnización, compruebe en primer lugar que cuando firmó el contrato éste no incluía ninguna cláusula conforme renunciaba a dicho derecho. Si no la incluía:

 

• Notificación. Cuatro meses antes de que acabe el contrato de alquiler notifique al arrendador (por ejemplo, por burofax con copia certificada y acuse de recibo) su voluntad de renovarlo por un plazo mínimo de cinco años y por una renta de mercado.

• Reclamación. Si finalmente el arrendador decide no prorrogar el contrato, reclámele la indemnización indicada en función del caso en que se encuentre. ¡Atención! Dado que será usted quien deba demostrar el importe recamado, conserve las pruebas que lo justifiquen (la factura de los gastos de traslado, extractos bancarios y declaraciones fiscales que demuestre la pérdida de clientela, etc.).

 

Si durante los últimos cinco años ha realizado en el local una actividad de venta al público y ha notificado su voluntad de prorrogar el contrato con 4 meses de antelación, podrá reclamar una indemnización.

:

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía