En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                       03/02/2013

ENERO 2013

Editorial especial

PASO A PASO. POR GABINETE DE COMUNICACIÓN AGEVALCEE

El año que hemos dejado atrás tendrá que ser recordado con el angustioso desasosiego de haber tenido que presenciar cómo los recortes han alcanzado a los grupos de población más frágiles y desfavorecidos de la sociedad. El sistema de atención y protección a la discapacidad y a la dependencia ha sentido cómo se han cuarteado los siempre entecos soportes sobre los que se sujeta. Por extensión, las personas con discapacidad y sus familias han presenciado cómo sus esperanzas de seguir avanzando en la consecución de la tan ansiada igualdad de oportunidades han sufrido una detención, eufemismo innecesario, porque lo que quería decir es que sus perspectivas se han visto superadas por una falta de decisión política.

 

Sin duda, la dilatada y aguda crisis económica se ha convertido en una guadaña insaciable que siega al unísono esperanzas y principios; confianzas y fundamentos, como en el que se sustenta el "estado del bienestar": la razón de la solidaridad.

 

Si nos preguntaran cuáles eran los retos del Sistema de Dependencia, de las entidades del Tercer Sector, de las personas con discapacidad y sus familias, y los retos siguen siendo los de siempre: igualdad de oportunidades, autonomía personal, dignidad y ciudadanía en todas sus vertientes.

 

Pero para que dichos retos no se conviertan en un manido titular hemos de recobrar el sentido y el sentimiento de sociedad, aquella que se mira al espejo y no ve a las personas menos favorecidas, no ve a los suyos atrás, distanciarse; aquella que cuando requiere de reformas, no decide quién ha de llegar al otro lado de la crisis. Nuestro principal objetivo para los próximos años quizás sea hacer de nuestros retos el principal desafío de todos, encaminar una senda que nos ayude a salir de esta crisis, sin dejar a los nuestros a un lado.

 

Por todo ello debemos seguir trabajando, y hacerlo con ganas , voluntad y entusiasmo.

 

Hay trabajos que no se ven, reuniones, textos, campañas, etc, etc, etc… Un trabajo que no da dinero, ni titulares, solamente la satisfacción de leer una noticia de mejora de la situación del colectivo, o un texto que contribuirá a dicha mejora, esbozar una sonrisa y pensar: “Ahí hay algo de mí”. Se trata de un trabajo menos vistoso, si, pero con un resultado más íntimo y duradero.

 

En definitiva. El trabajo es duro, hecho por personas normales y sin ninguna recompensa material, ni de influencia social, solamente la satisfacción de hacer camino y luchar por nuestras creencias. Paso a paso.

 

Fuente: Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

 

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Editorial especial I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía