En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                       14/01/2016

DICIEMBRE 2015

Legislación

SI ES EL ÚNICO SOCIO, INSCRÍBALO

 

Si usted es socio de una SL o SA, no responde de las deudas de la sociedad. Pero a veces un descuido puede alterar esta regla general. Esto es lo que sucede si no se inscribe en el Registro que la sociedad es unipersonal…

 

Socio. Si usted es socio de una SL o SA, no responde de las deudas de la empresa, salvo si avala personalmente a la sociedad (por ejemplo, para obtener un préstamo) y salvo en los casos en que, siendo administrador, no actúe con la diligencia necesaria para ejercer dicho cargo.

 

Socio único

Unipersonal. No obstante, hay otro caso en el que el socio también responde de las deudas sociales. ¡Atención! Cuando un socio adquiere todas las participaciones de la empresa, tiene seis meses para inscribir dicha circunstancia en el Registro Mercantil. Si no lo hace, el socio único responde de forma solidaria e ilimitada de las deudas de la sociedad contraídas durante el periodo de unipersonal. Por tanto, el acreedor puede reclamar indistintamente a la sociedad o al socio único (o a los dos a la vez).

 

Escritura.  Para realizar este trámite es necesario otorgar una escritura ante notario en la que el administrador certifique la unipersonalidad (hay que indicar la identidad del socio único) Apunte. Para evitar costes, también puede incluir la declaración de unipersonalidad en la propia escritura de transmisión de participaciones en la que el socio adquiera el 100% del capital.

 

¿De que deudas responde?

Deudas. Por tanto, compruebe si alguna de sus sociedades es unipersonal (o si va a serlo en breve) y, en caso afirmativo, realice el trámite indicado. Sepa que ya ha habido casos de acreedores de la empresa que han aprovechado este descuido para reclamar el pago al socio único. ¡Atención! Y no es válido oponerse a esa reclamación alegando que la unipersonalidad ya se menciona en las facturas o en el propio nombre de la sociedad: ¡si no hay inscripción, hay responsabilidad!

 

Plazo. Vea cuál será su régimen de responsabilidad según cuándo realice la inscripción:

 

  • Si la sociedad contrajo una deuda a los tres meses de ser unipersonal e inscribe la unipersonalidad pasado un año, usted responderá de dicha deuda, pero dejará de responder de las generadas después de la inscripción.

 

  • Si, en ese mismo caso, la unipersonalidad se inscribe antes de que hayan trascurrido los seis meses desde que se produjo, usted no responderá de ninguna deuda (tampoco de las contraídas antes de la inscripción, ya que ésta se habrá producido dentro del plazo legal).

 

Otras obligaciones

Facturas. Mientras la sociedad sea unipersonal es necesario cumplir otras obligaciones:

 

  • Deberá hacer constar en su documentación (facturas, notas de pedido…) que la sociedad es unipersonal. Apunte. Para ello, añada a la denominación de su SL la mención “Sociedad Unipersonal” o las siglas “SLU”.

 

  • Deberá tomar usted las decisiones que antes acordaba la junta (por ejemplo, aprobar las cuentas), transcribirlas en un acta y firmarlas.

 

  • Deberá formalizar por escrito los contratos que celebre con su propia sociedad, transcribirlos en un libro-registro y mencionarlos en la memoria de las cuentas anuales.

 

Si un socio adquiere el 100% del capital, hay que inscribir dicha circunstancia en el Registro Mercantil en un plazo de seis meses. Si se incumple esta obligación, el socio único responderá de las deudas generadas durante la unipersonalidad.

 

 

 

 

RETENCIÓN DE LOS ADMINISTRADORES

 

En 2016 se reducen los tipos de retención aplicables a las rentas satisfechas por el ejercicio del cargo de administrador. ¿Qué debería saber al respecto?

 

Tres tipos de retribución. En su empresa el administrador cobra retribuciones por diferentes conceptos. Apunte. Vea la retención que deberá aplicar en cada caso:

 

  • Ejercicio del cargo. Las retribuciones satisfechas por el ejercicio del cargo de administrador (firmar cuentas, asistir a juntas…) están sometidas a una retención fija que a partir del 1 de enero de 20146 será del 35% (19% si en el ejercicio anterior la empresa ha facturado menos de 100.000 euros).

 

  • Gerencia. Hacienda considera que las funciones de gerente o director general quedan englobadas en las de administrador, y que los salarios obtenidos por el ejercicio de estas funciones también quedan sometidos a esta retención fija.

 

  • Empleado. Si el administrador de su empresa también actúa como trabajador (realizando, por ejemplo, funciones de director comercial), el sueldo que perciba por dichas funciones sí que está sujeto a los tipos de retención generales (según la escala prevista con carácter general para las rentas del trabajo).

 

Como actuar. Fije en los estatutos una retribución como administrador y directivo, para que queden claras las cuantías sobre las que aplicar los diferentes tipos de retención. ¡Atención! Pero cuide que estas retribuciones sean superiores a las que el afectado percibirá por el resto de funciones que ejerza como empleado:

 

  • Muchas empresas fijan una retribución por funciones de administrador y directivo muy bajas (para evitar la retención a tipo fijo, que suele ser más alta que la aplicable según tablas).

 

  • Esto acaba siendo un inconveniente para que el socio administrador pueda aplicar los incentivos fiscales vigentes para las empresas familiares. ¡Atención! Recuerde que, para que estos incentivos sean aplicables, las retribuciones como administrador y directivo deben suponer más del 50% de los rendimientos totales del trabajo y de actividades económicas. Apunte. Por tanto, cumpla siempre esa proporción mínima para no perder incentivos fiscales.

 

Aplique el tipo fijo en caso de retribuciones derivadas de la actividad como administrador gerente, y el tipo variable al salario retirado por otras funciones.

 

 

 

 

REALIZA FUNCIONES DE UN GRUPO SUPERIOR

 

Cuando usted contrata a sus trabajadores, los clasifica por grupos profesionales atendiendo al salario que les quiere abonar y sin tener en cuenta las funciones que van a realizar. Pues bien, este modo de proceder puede tener consecuencias…

 

Clasificación profesional

Convenio. A la hora de clasificar a sus empleados en un grupo profesional, debe tener en cuenta sus aptitudes profesionales, titulaciones, funciones a realizar, etc. En este sentido, es su convenio el que fija dichos criterios. ¡Atención! No obstante, muchas empresas hacen lo siguiente:

 

  • En el momento de establecer el grupo profesional se rigen por el salario fijado para cada grupo. Apunte. De este modo, si quieren pagar 15.000 euros anuales a un empleado y el grupo 1 del convenio prevé un salario de 14.000 y el grupo 2 uno de 16.000, lo engloban en el grupo 1 sin atender a las características de cada grupo (pagando 14.000 euros como salario base y 1.000 como complemento).

 

  • En otras ocasiones no saben qué grupo elegir, ya que el colectivo recoge muy pocas diferencias entre grupos.

 

  • O puede que los empleados estén encuadrados correctamente en el momento de la contratación, pero que posteriormente pasen a realizar funciones de otro grupo.

 

¡Atención! Pues bien, vea qué comporta que un empleado no esté bien clasificado.

 

Graves consecuencias

Salario. Los afectados reclamarán las diferencias salariales devengadas durante el tiempo en que hayan realizado funciones superiores:

 

  • Podrán reclamar las diferencias del último año, con un 10% de interés por mora. ¡Atención! Así pues, si encuadró a un trabajador en el grupo 1 para pagarle 15.000 euros pero su grupo correcto es el 2 (cuyo salario es de 16.000), le reclamará 1.000 euros (ésta será la diferencia devengada en 12 meses) más el interés por mora devengado.

 

  • Esas diferencias salariales irán ligadas a una cotización adicional, que deberá satisfacer junto con el recargo del 20% (salvo que su empleado tenga base máxima).

 

Consolidación. Si los afectados han realizado tareas de un grupo superior desde el inicio del contrato, tendrán derecho a consolidar las condiciones de dicho grupo sea cual sea el tiempo durante el que las hayan realizado. ¡Atención! Si el cambio de funciones se produce una vez iniciada la relación, los derechos del grupo superior se consolidan si esas funciones se han desarrollado por un periodo superior a seis meses durante un año, u ocho meses durante dos años.

 

Recomendaciones

Revisión. Antes de firmar los contratos, revise las funciones que tendrá el empleado y verifique con qué grupo profesional se corresponden:

 

  • Si su asesor prepara los contratos, no se limite a pasarle los datos personales: indíquele las características del puesto.

 

  • Para no tener que consultar todo el convenio cada vez que confeccione un contrato, prepare un resumen de su convenio con las características de cada grupo profesional.

 

Poilivalencia. Si tiene empleados que realizan funciones de dos grupos, firme un pacto de polivalencia funcional. Así podrá pagar el salario del grupo en el que se trabaje más tiempo aunque el salario de dicho grupo sea inferior.

 

Si un trabajador realiza funciones de un grupo superior podrá reclamar el  salario de dicho grupo devengado en el último año. Por tanto, revise que las funciones que realizan sus empleados se corresponden con las del grupo que tienen reconocido.

 

 

Por Gabinete de prensa de AGEVALCEE realizado por Agenciamanía.

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Legislación I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía