En la unión está la fuerza                                                                                                                                                                       02/01/2013

DICIEMBRE 2012

Noticias del sector

LA MARCHA POR LA DISCAPACIDAD, DESALOJADA DE LAS CORTES

 

29/11/2012.- El Mundo

 

- El presidente de la Mesa, Juan Cotino, ordena el desalojo en plena sesión

- Algunos de los miembros de la marcha interrumpieron el pleno con gritos

- Los diputados de la oposición aplauden al colectivo durante el desalojo

 

"Desalojen la sala, por favor", ordenaba Juan Cotino, presidente de las Cortes Valencianas, minutos antes de las once de la mañana de este jueves. Se dirigía a los miembros de la marcha por el 'respeto' a los discapacitados que este miércoles llegaron a Valencia y que han acudido a la sesión de control parlamentaria a Alberto Fabra.

 

Las explicaciones del presidente y los consellers no debieron convencer al colectivo, que interrumpió la sesión con algunos gritos indescifrables desde la tribuna, lo que desembocó en trifulca y desalojo. 'Dignidad para la discapacidad', coreaban mientras eran sacados a la fuerza del 'gallinero' de las Cortes. "Cuándo van a pagar", había preguntado uno de los desalojados al conseller Cabré en el momento en que Cotino apreció formas incorrectas y cumplió con su obligación de frenar lo que se había convertido en un sainete.

 

Antes de la espontánea irrupción del colectivo ya se había prendido la mecha en el hemiciclo. Primero con las alusiones del PSPV y Esquerra Unida a la presunta filtración del conseller José Manuel Vela de un informe del 'caso cooperación' al diputado Rafael Blasco, imputado por esta causa. Cotino no dio opción a los parlamentarios de desviarse del orden del día. "A la cuestión, señor Torres", "cíñase a la cuestión, señor Rubio"...

 

La secuencia real que explica los hechos se remonta al comienzo de la intervención del presidente Fabra, quien anunció 10 millones de euros para el colectivo a abonar de forma inmediata, en concreto este viernes, y otros 30 millones antes de final de año. La oposición quedó descolocada en una sesión en la que se pedían respuestas, entre otros, para este colectivo, presente en el hemiciclo.

 

Se multiplicaron entonces las alusiones a los trapos sucios de los populares, desde "la banda de Blasco" y las televisiones de plasma de Pilar Sol a la investigación de la presunta filtración de Vela, pasando por las desafortunadas declaraciones de archivo de algunos políticos del PP, del 'que se jodan' de Andrea Fabra a los 'negratas' de Blasco y Tauroni. Y Bellver, el síndic del PP, perdió los nervios, se sintió insultado y se equivocó al entrar en la batalla.

 

Jorge Bellver acusó a los grupos de la oposición de dinamitar el debate parlamentario e insultar a sus diputados, mientras que el socialista Antonio Torres le exigió que retirara sus acusaciones de "apología del terrorismo"(en realidad dijo "apología del derrotismo") vertidas sobre todos los grupos "de forma generalizada". Morera se sumó a la reprimenda pidiendo a Cotino que explicara por qué había dado la palabra a Bellver cuando no le correspondía, y el presidente de las Cortes tiró de autoridad: "Aquí el presidente soy yo".

 

Cualquier mínimo rastro de política, de espíritu constructivo, había desaparecido del hemiciclo. La portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, reclamó "ecuanimidad" a Cotino y le recordó que es "presidente de todos los grupos", mientras Bellver trataba de suavizar su intervención aludiendo al artículo 104.3 de la cámara, proponiendo que "los insultos hacia este grupo no formen parte del libro de sesiones".

 

Poco importaba ya las formas políticas con la dantesca escena en lo alto del Parlamento. Una veintena de personas era desalojada, según Mónica Oltra, diputada de Compromis, "a empujones". Lo cierto, una vez más, es que la imagen de la política valenciana sale malparada tras la enésima guerrilla dialéctica en las Cortes.

 

LOS DISCAPACITADOS LANZAN UN “GRITO DE SOCORRO” CONTRA LOS RECORTES DEL GOBIERNO

02/12/2012.- El País

 

- "Nos negamos a desaparecer" gritan los manifestantes en Madrid en una multitudinaria marcha

- Los organizadores aseguran que han asistido unas 50.000 personas

- Protestan contra los recortes del Gobierno y por una deuda de más de 300 millones

- Un 20% de los centros de atención, al borde del cierre, según el CERMI

- La manifestación en imágenes

- Los motivos de la protesta

 

Coral tiene siete años y ya se ha visto obligada a salir a la calle a protestar por sus derechos. Con una sonrisa sostiene una pancarta que dice “Dónde está mi ley de dependencia”. Tiene síndrome de Down y asiste a un colegio especial. Su padre, Oscar Montero, explica que llevan dos años esperando la ayuda económica que le corresponde por la ley 39-2006 de atención a las personas en situación de dependencia. “Nos aprobaron la ayuda hace un año, después de haberla solicitado en 2010 y todavía no sabemos nada”, comenta apenado Montero. Como la familia Montero, miles de personas han marchado por el centro de Madrid en una manifestación histórica para denunciar la "insostenible situación" de numerosas familias ante los impagos de las administraciones a quienes atienden y asisten a los discapacitados.

 

Empujados por la duración de la crisis económica y los severos recortes, el colectivo de las personas con discapacidad, al igual que otros sectores — sanidad, educación, justicia, servicios sociales, desahuciados— han salido a tomar la calle. Es la primera marcha multitudinaria del colectivo que agrupa a personas con discapacidad auditiva, visual, física, psíquica, sensorial e intelectual. Al ritmo de la batucada de Escuela de Percusión, y apoyados por silbatos, vuvuzuelas, miles de banderas blancas han ondeado en la calle Goya, desde Conde de Peñalver hasta los Jardines del Descubrimiento, en la Plaza de Colón. Los manifestantes venían de todas partes de España. Casi 500 autobuses han traído a unas 15.000 personas de todas partes del país, según la organización. Unos 100 procedían solo de Andalucía.

 

Ya que tenemos que luchar contra la enfermedad, que no tengamos que luchar también contra el Gobierno

"Nos negamos a desaparecer. Están eliminando los logros que han conseguido las personas con discapacidad y sus familias", comenta Clara, una de los miles de personas que han participado en la protesta. María José Alonso, madre de Marta —una adolescente de 14 años con autismo—, considera una "injusticia atroz que carguemos con los errores de otros. No podemos retroceder en la inclusión, en los derechos ganados, en el bienestar conseguido".

 

"Por primera vez en la historia, salimos a la calle para que los políticos sepan que estamos al borde del colapso", ha explicado Luis Cayo Pérez, presidente del Comité Español de Personas con Discapacidad (CERMI). Pérez ha reclamado que la salida de la crisis sea también la solución para el 10% de la población que padece discapacidad. Unos cuatro millones de personas en España tienen algún tipo de discapacidad. En Europa, la cifra alcanza los 80 millones.

 

Un grupo de sordociegos, uno de los colectivos más vulnerables e invisibles dentro del grupo de personas con discapacidad, bailaba al ritmo de los tambores y cantando a través del lenguaje de signos en reclamo de guías-interpretes. "Son nuestros ojos y oídos. Sin ellos estamos aislados", aseguraban en sus pancartas.

 

"Queremos hacer reflexionar a la sociedad española, para que nos ayuden a mantener lo que tantos años nos ha costado", ha indicado el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, a Europa Press. Y ha añadido que "los derechos que se pierdan ahora no se van a volver a conseguir". "Si estamos unidos, ganaremos esta batalla", ha aseverado Yannis Vardakastanis, presidente del Foro Europeo de la Discapacidad, quien recordó el apoyo del sector europeo a la marcha. Pérez ha reclamado un pacto de Estado promovido por los partidos políticos y las instituciones gubernamentales para garantizar la continuidad de los derechos de los discapacitados y “que de aquí a 2020 no retrocedan sino que avancen”.

 

“Somos los últimos en recibir ayudas y los primeros en sufrir recortes”, reflexiona Josefa Benítez, medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Londres. “El premio por una plata olímpica es de 46.000 euros; por una paralímpica, 5.000”

 

"Ya que tenemos que luchar contra la enfermedad, que no tengamos que luchar también contra el Gobierno. Estamos sufriendo muchísimo", ha relatado a EFE Eva, una joven que se desplaza en silla de ruedas con la ayuda de su marido. La joven tiene derecho a 55 horas mensuales de ayuda a domicilio a las que ha renunciado ya que debe pagar una parte. "A mi pareja la han despedido porque tenía una jornada reducida para poder ocuparse de mí", ha explicado.

 

Llamada de socorro

 

Las políticas tóxicas y las decisiones socialmente crueles se ceban con los más débiles

En el manifiesto, leído al término de la marcha por representantes de todos los tipos de discapacidad, el colectivo ha hecho una "llamada de socorro" a la sociedad y a los gobernantes ante la "amenaza de ruina" a la que se exponen los logros en términos de derechos, inclusión y bienestar alcanzados en los últimos 30 años.

 

"Cuando alguien está en peligro, cuando alguien siente una amenaza inminente que pone en riesgo su integridad y hasta su misma supervivencia, esa persona lanza un SOS, una llamada de socorro pidiendo y esperando una ayuda que le permita salir de esa situación de absoluta emergencia", han alertado.

 

La "aterradora" crisis económica, las "políticas tóxicas" y las decisiones "socialmente crueles" que -han subrayado- se ceban con los más débiles "están acabando con las todavía humildes cotas de inclusión y participación alcanzadas por las personas con discapacidad y sus familias con tanto esfuerzo en estas últimas décadas".

 

"Estamos a un paso de que la discapacidad sea considerada zona catastrófica", han advertido para denunciar que si en los mejores momentos económicos, las personas con discapacidad y sus familias no llegan a disfrutar del bienestar generalizado, en las épocas pésimas "sufrimos las consecuencias más devastadoras de la crisis".

 

"Nunca llegamos a participar del festín, cuando lo hay, pero somos los primeros a quienes se nos quitan hasta las migajas", han lamentado.

 

Los manifestantes han denunciado el incumplimiento "sistemático y estructural" de las leyes aprobadas para defender los derechos de los discapacitados, el aumento de la pobreza y la exclusión, así como el abandono de los apoyos a la familia, "que queda como única y solitaria red de soporte, cada vez más exhausta, sin apenas ya capacidad de resistencia".

 

Han advertido también de que el "debilitamiento, cuando no desaparición" de los bajos niveles de protección social pública conseguidos y la paralización de la creación de empleo para personas con discapacidad por falta de políticas activas de inclusión laboral supone un "peligro real de pérdida de puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad". Más de 60.000 empleos en los 2.000 centros especiales de empleo que hay en toda España -han alertado- "pueden desaparecer mañana mismo por la reducción drástica de los apoyos públicos".

 

"Y por si todo esto fuera poco, las Administraciones autonómicas y locales adeudan al sector de la discapacidad, a las entidades de iniciativa social sin ánimo de lucro, más de 300 millones de euros", han asegurado.

 

DISCAPACIDAD. EL PARO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD SUPERA EN 5,2 PUNTOS EL DE LA POBLACIÓN GENERAL

 

05/12/2012.- El Economista

 

- Según el INE, que indica que la tasa de actividad de este colectivo fue en 2011 casi 40 puntos inferior al del resto de la población

 

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

 

El número de personas con discapacidad desempleadas en 2011 ascendió a un total de 124.400, lo que supone una tasa de paro del 26,9% sobre el total de miembros de este colectivo laboralmente activos, es decir, 5,2 puntos más que la de la población sin discapacidad.

 

Así lo refleja la Encuesta de Población Activa y de la Base Estatal de Personas con Discapacidad 2011, publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

La encuesta señala la "baja participación" del colectivo de personas con discapacidad en el empleo, con un total de 461.600 ciudadanos activos y una tasa de actividad del 36,6% en 2011, casi 40 puntos inferior a la de la población sin discapacidad (76,4%).

 

En la misma línea, el trabajo afirma también que la tasa de actividad de la ciudadanía con discapacidad "apenas ha variado a lo largo del periodo 2009- 2011".

 

En cuanto al número de personas con discapacidad ocupadas el año pasado, el INE lo cifra en 337.300, lo que supone una tasa de empleo del 26,7%, más de 30 puntos inferior a la medida para las personas sin discapacidad.

 

La tasa de empleo ha descendido en los tres años analizados, tendencia similar a la experimentada por la población sin discapacidad. La evolución a lo largo del periodo 2009-2011 muestra un aumento de dicha tasa, más notorio en el último año, con un crecimiento de 3,6 puntos. De hecho, y por primera vez, se ha incrementado más que para las personas sin discapacidad.

 

POR SEXOS

 

Según la misma fuente, el pasado año había 200.200 hombres con discapacidad ocupados (el 59,4% del total), frente a 137.100 mujeres (el 40,6%).

 

Al igual que ocurre en la población general, las mujeres con certificado de discapacidad tenían menos presencia activa en el mercado laboral que los hombres. No obstante, su tasa de actividad estaba más próxima a la masculina que en la población sin discapacidad (33% frente a 39,6%).

 

La tasa de empleo de los varones con certificado de discapacidad superó en 5,2 puntos a la de las mujeres. Para el resto de la población de 16 a 64 años la diferencia fue de 11,8 puntos.

 

Por su parte, la tasa de paro de las mujeres con certificado de discapacidad en 2011 (27,6%) era superior a la de los varones (26,5%). La diferencia entre ambas era similar a la existente para la población sin discapacidad.

 

La evolución respecto al año 2010 de las tasas de paro y empleo fue negativa, tanto para los hombres como para las mujeres con discapacidad, con la excepción de la tasa de empleo femenina, que aumentó en 0,6 puntos.

 

El desempleo creció en mayor medida que para las personas sin discapacidad, tanto en los hombres como en las mujeres.

 

POR EDAD

 

Respecto de la evolución por edad, los jóvenes con discapacidad fueron el único grupo que registró una caída en la actividad (0,2 puntos menos que en 2010), al tiempo que los mayores incrementos en el desempleo (6,4 puntos más que en 2010).

 

Para los mayores de 25 años con discapacidad la tasa de actividad creció, pero a menor ritmo que la de las personas sin discapacidad. En todos los grupos de edad, el desempleo aumentó con mayor intensidad en el colectivo de personas con discapacidad de lo que lo hizo para la población general.

 

POR DISCAPACIDADES

 

Por otro lado, la encuesta indica también que la participación laboral está "muy determinada" por el tipo e intensidad de la discapacidad.

 

Así, las personas con deficiencias auditivas presentaron las mayores tasas de actividad (54,4%), frente a las que tenían trastornos mentales, que se situaron en el extremo opuesto con una tasa del 25,5%.

 

Por su parte, la tasa de actividad asociada al grado de discapacidad de menor intensidad (el inferior al 45%) se situó en el 54,1%. Según aumenta la intensidad de la discapacidad (hasta grado mayor o igual al 75%), la tasa de actividad disminuye hasta el 14,4%.

 

PERFIL LABORAL

 

Con respecto al perfil laboral, la mayoría de los trabajadores con discapacidad son asalariados, tienen contrato indefinido y desempeñan su actividad en el sector servicios.

 

De esta forma, el 89% de las personas con discapacidad que trabajaron en 2011 lo hicieron como asalariados (5,3 puntos más que los ciudadanos sin discapacidad) y el 76,9% de ellos tenían contrato indefinido (2,3 puntos más que para la población sin discapacidad).

 

El 83,7% de los ocupados con discapacidad trabajaban a jornada completa (2,6 puntos menos que las personas sin discapacidad).

 

LA VUELTA A ESPAÑA PEDALEANDO CON LAS MANOS

15/12/2012.- El Mundo

 

- Sergio Martín, que no puede mover la cadera, utiliza una 'handbike'

- 'Es mayor la barrera económica que la física', dice el deportista

 

"La discapacidad te puede venir, es inevitable. Pero dejar que te supere es una opción, y yo no pienso permitirlo". Éste es el axioma que mueve a Sergio Martín, un onubense que se ha propuesto el reto de completar la vuelta a España en handbike o, lo que es lo mismo, en una bicicleta en la que los pedales se mueven con las manos.

 

Precisamente Pedaleando con mis manos es el nombre de esta iniciativa, un proyecto que Martín ha decidido emprender, según ha confesado a ELMUNDO.es, no para llamar la atención sobre su caso, sino sobre la realidad de todos esos discapacitados que quieren practicar deporte y no pueden, fundamentalmente, por motivos económicos. "La gente puede pensar que es una tontería, pero la actividad te da la vida, y el dinero muchas veces se convierte en una barrera mayor que la física".

 

Eso es lo que le pasó precisamente a él. Afectado por una enfermedad degenerativa que le dificulta la movilidad de las extremidades inferiores, a los 19 años se vio obligado a abandonar el deporte de competición. "Pasé al senderismo, pero al poco tampoco podía. La bici también me era imposible, y sólo me quedaba la opción de nadar y, al ser profesor, he tenido que pasar mucho tiempo destinado en pueblos en los que no había piscina".

 

Fue así como comenzó a investigar y encontró la handbike, que le permite practicar un deporte aeróbico sin tener que utilizar las extremidades inferiores. Eso sí, sus precios eran desorbitados. "Aquí en España no bajaban de los 5.000 euros, una cantidad que, evidentemente, no es accesible para todos los bolsillos".

 

La idea fue entonces tomando forma en su mente: conseguir la ayuda de patrocinadores, hacerse con la handbike, y aprovechar los contactos hechos por el camino para dar visibilidad a un problema que para la gran mayoría pasa desapercibido. La maquinaria se puso en marcha y, por fin, Sergio disfruta de su nueva bicicleta. "Me sorprendió cómo se volcó la gente. Me han llamado de los sitios más insospechados, personas que se enteraban por terceros y querían incluso renunciar al patrocinio, a anunciar su marca. Decían que solo querían colaborar, contribuir a hacer visible el problema, supongo que porque viven situaciones parecidas".

 

El proyecto: la vuelta a España por vías verdes

 

Sergio Martín se ha propuesto recorrer pedaleando con sus manos los cerca de 3.000 kilómetros de vías verdes que se distribuyen a lo largo de todo el territorio nacional. Será el único que vaya en handbike, pero completará estas rutas acompañado de gente que le recogerá y le llevará de un sitio a otro.

 

No se pone plazos, porque "lo quiero disfrutar", y recorrerá las distintas vías verdes -elegidas porque son los únicos caminos accesibles para discapacitados- a partir del mes de enero, en fines de semana y días festivos, pues tiene que compaginar su hazaña con su trabajo como profesor de Educación Física. Además, "completar las distintas etapas en estos días facilita que se una todo el que lo desee. Me encantaría que me acompañase gente de manera espontánea, que se sumasen desde los distintos sitios por los que vayamos pasando y que yo iré anunciando previamente en internet", para lo cual ha abierto un perfil en Facebook (facebook/pedaleandoconmismanos).

 

Sergio está ilusionado, "eufórico tras haber podido retomar la actividad física", y "por eso decidí hacer pública mi iniciativa. Quiero que la gente sepa que, para un discapacitado, practicar deporte es un lujo, en el sentido más material de la palabra. Quiero que la gente se conciencie y, en la medida de lo posible, facilitar el acceso de los discapacitados al deporte. Porque éste es fundamental, tanto emocional como físicamente", sentencia.

 

 

EL COMITÉ DE LA DISCAPACIDAD CALIFICA 2012 DE "ANO HORRIBLE" PARA EL SECTOR POR LOS RECORTES

 

30/12/2012.- El Economista

 

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha advertido que 2012 ha sido un año en que se han intensificado "hasta extremos de casi devastación los efectos de la crisis económica y de los ajustes presupuestarios de todas las administraciones en las estructuras de bienestar dirigidas a la inclusión de las personas con discapacidad y sus familias".

 

El Cermi señala en una nota de prensa que "la situación es tal que ha llevado a hablar, sin exageración, de la discapacidad como zona próxima a lo catastrófico y que nos ha inducido a lanzar una llamada de socorro, un SOS Discapacidad, que clamaron más de 90.000 personas en Madrid, el pasado día 2 de diciembre".

 

El comité recuerda que en las comunidades autónomas las políticas de recorte, iniciadas hace 4 o 5 años, se han agudizado de tal manera que el sector de la discapacidad corre un claro peligro de colapso.

 

En este sentido, destaca las reducciones presupuestarias "agresivas", la supresión de programas consolidados durante mucho tiempo, retrasos e impagos generalizados al mundo asociativo por servicios que este presta por delegación de las administraciones, desaparición de entidades por falta de financiación y aumento de la exclusión y la pobreza.

 

Asegura el Cermi que estos recortes lleva a la "destrucción del frágil bienestar alcanzado en los últimos años para un grupo social tan vulnerable en términos de derechos como el de las personas con discapacidad y sus familias" y agrega que "la agresión contra la discapacidad ha sido práctica extendida, de la que solo cabe levantar acta".

 

En el ámbito estatal, el sector de la discapacidad ha acusado con mayor virulencia las políticas de reducción del gasto impuestas, "o pretextadas", por la situación económica.

 

"No ha habido una voluntad deliberada de debilitar específicamente las políticas de discapacidad", afirma el comité, "y de hecho la interlocución y el diálogo políticos se han mantenido en un grado aceptable, fluido incluso, pero los recortes genéricos operados en ámbitos como el empleo, la sanidad, la autonomía personal y la dependencia, les pensiones o la educación, por citar solo las áreas más relevantes desde el punto de vista de la inclusión, han repercutido gravemente sobre los recursos y los dispositivos de apoyo a la discapacidad, situándolos en una posición de enorme precariedad, con dudas sobre su misma continuidad".

 

Además, señala que se han paralizado las iniciativas nuevas, quedando la agenda política de la discapacidad inactiva y añade que "el error de nuestra clase política dirigente, la prueba de su ineptitud culpable, es que no saben actuar sino es echando mano del dinero. La política es una triste y mísera sucursal de lo económico, sin autonomía propia".

 

A este respecto, expone la nota que "la política que tenía que dirigir también la economía, es, invertidas las tornas, un subproducto de lo económico, la única esfera, todopoderosa y omnímoda".

 

En este contexto, el Cermi lamenta que siquiera se adopten decisiones e iniciativas "que puestas en práctica contribuyen a generar cambio social favorable a la extensión e intensificación de los derechos y a la inclusión de las personas con discapacidad y sus familias, y que no están condicionadas por los recursos económicos, que son independientes de estos. Medidas sin coste (o sin coste apreciable) que mejoran las condiciones de vida y de ciudadanía, identificadas, formuladas y factibles, pero que tampoco se adoptan".

 

© AGEVALCEE | Av. Cortes Valencianas, 41 - 1° - A | C.P. 46015 Valencia | Telf. 963 470 042

Web: www.agevalcee.es | E-mail: prensa@agevalcee.es

 

Portada I Editorial I Editorial especial I Noticias del sector I Suscripción I Hemeroteca

 

Realización por Agenciamanía